Cirugía de la rotura del tendón de Aquiles. Clase 6.

¿Cómo es la cirugía del tendón de Aquiles?

Te respondo en esta sexta clase algunas dudas comunes que rodean a la cirugía de la rotura del tendón de Aquiles.

Comprenderás entonces algunos detalles técnicos que no suelen explicarse previamente a la operación y que son fundamentales.

Antes de comenzar, no olvides echarle un vistazo a la clase 5, donde te hablo de las distintas opciones terapéuticas, y la rehabilitación tras la rotura o la cirugía.

Tambi´én puedes leer mi historia de ruptura del tendón de Aquiles, si lo deseas.

Y en esta clase abordaremos las siguientes preguntas:

1. ¿Como es la cirugía del tendón de Aquiles?

La cirugía de la rotura del tendón de Aquiles dependerá del tipo de intervención que se realice, aunque, a grandes rasgos, tendrán algunas características comunes.

Con respecto al tipo de anestesia, mayoritariamente se utilizará la anestesia epidural o peridural, pero en algunos casos puede darse la necesidad de utilizar la anestesia general, si la intervención lo requiere.

Se podrá utilizar algún sedante como el midazolam previo a la anestesia para relajar al paciente.

En el momento previo a la intervención se coloca al paciente boca abajo para facilitar al cirujano la realización de la técnica.

Y dependiendo del tipo de cirugía, la incisión va a ser mayor o menor.

Cirugía abierta del tendón de Aquiles

La cirugía abierta permite ver con total comodidad la ruptura, así como permite realizar la reparación y unión del tendón con menor dificultad. Por contra, la cicatriz será mayor y hab´rá mayor riesgo de complicaciones durante el proceso de cicatrización.

Queda explicado todo el cuidado de la cicatriz en el capítulo 4 (de cuidados de enfermería), del libro Rotura del tendón de Aquiles, de la lesión a la rehabilitación.

Cirugía percutánea del tendón de Aquiles

Por su parte, la cirugía percutánea presenta una incisión menor y la técnica resulta de mayor complejidad por la intención de preservar una heria quirúrgica reducida.

Es probablemente la técnica de elección, ya que presenta menores riesgos de complicaciones postquirúrgicas y porque los resultados son satiafactorios incluso para deportistas.

Además, combinada con una buena rehabilitación, todo puede quedar en una anécdota de aprendizaje.

Antes de continuar, suscríbete y descarga gratis:

Capítulo 8:
“Respuestas Urgentes”

del libro “Rotura del tendón de aquiles. De la lesión a la rehabilitación”:

Cirugía ecoguiada del tendón de Aquiles

La técnica ecogiuada es una nueva opción terapéutica y prometedora, ya que la incisión es mínima y no conlleva prácticamente riesgos de complicaciones postquirúrgicas ya que la cicatriz es milimétrica.

El inconveniente podría ser que aún se requiere de tiempo para evaluar sus resultados, ya que es una técnica relativamente nueva.

2. ¿Cuánto tiempo dura la operación del tendón de Aquiles?

La cirugía del tendón de Aquiles es de carácter ambulatoria, por lo que el mismo día estarás en casa.

La anestesia puede ser local o epidural, y el postoperatorio y alta hospitalaria dependerán del control de tu dolor, de tu micción espontánea y de las posibles variables que puedan haber según tu propio historial médico.

Una vez se han controlado estas variables, se te da el alta y puedes volver a casa con medicación analgésica para controlar el mayor síntoma postoperatorio, el dolor.

3. ¿Cuándo apoyar después de cirugía de tendón de Aquiles?

Este es un punto de gran discrepancia.

La evidencia dice que no es claro que un apoyo precoz mejore los resultados.

Sin embargo, un apoyo coherente, muy progresivo, desde la segunda quincena tras la cirugía o la lesión, puede ser un gran aliado en la mejora del sistema circulatorio, activación muscular, dolor, etc.

Hay quienes impiden al paciente apoyar hasta las seis semanas tras la cirugía del tendón de Aquiles.

No tiene sentido un apoyo tan tardío, ya que limitará muchas de las actividades que se pueden realizar en los primeros momentos, incluso previos a la rehabilitación.

De esto te hablo al detalle en el capítulo 6 del libro.

4. ¿Qué pasa si no se opera el tendón de Aquiles?

Lo que pasa si no se opera el tendón de Aquiles es que probablemente los tiempos de inicio de la rehabilitación y la progresión sean levemente más lentos y progresivos que en los que ha habido cirugía.

El riesgo de re rotura del tendón es levemente mayor en el caso de no haber cirugía de reparación del tendón de Aquiles y por este motivo puede llegar a recomendarse que el inicio del apoyo sea más tardío.

Otra leve diferencia ocurre en el tiempo de recuperación.

Mientras que el tiempo de recuperación de la cirugía del tendón de Aquiles puede darse en 3 o 4 meses y con una vuelta al ejercicio físico intenso promediando los seis meses, en el caso de no realizarse cirugía este plazo puede llegar a programarse con unas semanas de retraso, para asegurar que la progresión de cargas sea la correcta, y así disminuir el riesgo de re rotura.

En todo caso, ser conocedor de los detalles de todo lo que puedes hacer para recuperarte puede ser un factor clave a para volver a tu vida habitual del mejor modo posible.

Y por último, no olvides suscribirte para descargar el capítulo de Respuestas Urgentes de forma gratuita y avanzar además a la clase 7, que te habla del tiempo de recuperación que se espera de tu lesión.

Bibliografía:

Apoyo temprano en no operados. Pubmed.

La rehabilitación temprana ofrece mejores resultados. Pubmed.

El apoyo y rehabilitación temprana son beneficiosos. Pubmed.

También te puede interesar:

Es todo por ahora,

Abrazo de fisio!

Deja una respuesta