Caminar con el Tendón de Aquiles roto. Clase 4

¿Se puede caminar con una rotura del tendón de Aquiles?

En esta cuarta clase te voy a resolver las dudas de si puedes o no caminar con el tendón de Aquiles roto en el corto plazo o incluso previo a la intervención.

Tras mi ruptura de Aquiles en el año 2017, muchos pacientes y lectores me hacen esta pregunta, sobre todo cuando la rotura es parcial y no tienen alterada la función de flexión plantar.

Recuerda que si aún no la has leído, puedes acceder a la Clase 3 HACIENDO CLIC AQUÍ

Te voy a explicar por qué no se puede andar con el tendón de Aquiles roto.

Evolución natural e inmovilización con férula

Cuando te rompes el tendón de Aquiles, ya sea parcial o de forma completa, ocurre toda una cascada de eventos que intervienen como reacción a esa rotura.

Durante esa fase aguda ocurre un sangrado inicial tras el cual aumenta la aparición de plaquetas para detenerlo, al punto de que hasta el sistema inmunológico puede verse alterado como respuesta a la rotura.

También se desencadena tras la fase inflamatoria un aumento de sustancias reparadoras del tejido afectado, del cual se habla que llega a su madurez hacia las seis semanas tras la rotura.

Coincide este tiempo con el periodo habitual que te suelen inmovilizar la pierna tras la lesión o la cirugía de Aquiles. Aunque yo soy partidario de reducirlo a varias semanas menos (queda explicado en el libro).

Además, el motivo por el cual te ponen una férula en posición equina tras la rotura tiene la finalidad de aproximar los bordes del tendón afectado para que pueda cicatrizarse mejor.

Como ves, como toda cicatriz, necesitas un tiempo de maduración para que al tendón le puedas exigir cierta carga y tensión, y sería poco prudente andar con el tendón de Aquiles roto si aún no ha pasado este tiempo.

Eso sí, una cosa es caminar con el tendón roto y otra muy diferente es comenzar a hacer pequeños apoyos parciales unas pocas semanas después de la lesión o la cirugía.

Este apoyo debe ser guiado y estructurado para que no lo hagas demasiado abrupto.

Pero antes, hay mil cosas por hacer. No te das una idea, incluso con la férula o bota walker colocada, de todo lo que tengo detallado para que puedas ir haciendo.

Caminar con el tendón de Aquiles roto parcialmente

En caso de que tu pregunta sea si se puede andar con rotura parcial del tendón de Aquiles, aquí va la respuesta.

Antes de continuar, suscríbete y descarga gratis:

Capítulo 8:
“Respuestas Urgentes”

del libro “Rotura del tendón de aquiles. De la lesión a la rehabilitación”:

NO.

Cuando intentas caminar con el tendón de Aquiles roto parcialmente, lo que estás forzando es al resto del tendón que aún está sujeto y del que no tienes forma de saber si está en buen estado o no.

Además, al ser una menor cantidad de tendón la que se sujeta al calcáneo, le estarías exigiendo una carga aún mayor de la que está acostumbrado a recibir.

Y eso no es una buena idea.

Una buena rehabilitación

Entiendo que tras una lesión de este tipo tendrás la necesidad de recuperarte cuanto antes, por causas laborales, personales, etc.

Sin embargo, si crees que puedes caminar con el tendón de Aquiles roto, estarás no sólo ralentizando tu recuperación sino también estarás arriesgando a tener una lesión aún mayor, o en el peor de los casos, a padecer secuelas indeseadas.

Para que esto no ocurra, tienes que ser constante en este camino que se te presenta y, sobre todo, coherente con las decisiones que te tocará tomar.

La rehabilitación debe ser el punto más fuerte desde el primer minuto hasta el último, y en ese aspecto quién mejor para recomendarte lo que puedes hacer para no fallar, o al menos, para no fallarte.

Referencias bibliográficas

Estudio de rehabilitación temprana

Estudio de propiedades del tendón tras la ruptura

También te puede interesar:

Deja una respuesta