Diagnóstico de Rotura del tendón de Aquiles. Clase 2

Clase 2 para pacientes que explica cómo es el diagnóstico de rotura del tendón de Aquiles.

Cómo saber si tengo rotura del tendón de Aquiles

Comprenderás qué síntomas nos hacen pensar en un posible diagnóstico de rotura del tendón de Aquiles, además de las pruebas y tests que se realizan para confirmarla.

Ésta es la segunda clase dirigida a pacientes con esta lesión. Puedes ver la clase 1 en el siguiente enlace. HAZ CLIC AQUÍ

Signos y Síntomas previos al diagnóstico

En la primera clase has podido ver los signos y síntomas más frecuentes que pueden ocurrir tras la lesión y la cirugía.

Durante esta clase verás qué signos en el momento de la lesión nos sugieren un posible diagnóstico de ruptura del tendón de Aquiles, antes de pasar a los tests ortopédicos y pruebas de imagen

Algunos de ellos son los siguientes.

Ruido lesional.

El sonido que puede llegar a percibirse en el momento exacto de la lesión no se comprar a otro tipo de rotura de estructuras, ya que puede sentirse un fuerte chasquido justo en la zona de la lesión.

Signo de la pedrada

La sensación de que una piedra te ha caído en esa zona o que alguien te ha pisado desde atrás es también un signo de rotura del tendón de Aquiles. Al girarte y darte cuenta de que no hay nada ni nadie, puedes comenzar a sospechar de qué lesión acabas de sufrir.

Dolor.

El dolor, si aparece, es muy variable. Si no hay afectación nerviosa, estará localizado en la zona de la lesión y no tendrá una extensión amplia, sino muy focalizada.

Si hay afectación del nervio puede llegar a doler incluso en el pie.

Impotencia funcional

Si existe una rotura completa del tendón de Aquiles o al menos un porcentaje elevado, otro signo importante será el de falta de activación de la musculatura que realiza flexión plantar del pie.

En muchos casos, esa flexión plantar se ve compensada con otros músculos flexores que compensan esta pérdida, pero cuya calidad sin dudas se ve mermada.

Antes de continuar, suscríbete y descarga gratis:

Capítulo 8:
“Respuestas Urgentes”

del libro “Rotura del tendón de aquiles. De la lesión a la rehabilitación”:

Exploración

Durante la exploración médica se suelen encontrar algunos signos que determinan un posible diagnóstico de rotura del tendón de Aquiles.

A continuación te detallo los más relevantes.

Signo del hachazo

En la exploración palpatoria puede aparecer un pequeño espacio o hueco que se aprecia al palpar justo en la zona de la lesión. El signo del hachazo es un gran predictor de la lesión, pero no puede confirmar si la ruptura es completa o no.

Prueba de Thomson

Con el paciente boca abajo y las rodillas flexionadas, la prueba o test de Thomson consiste en traccionar la piel de las pantorrillas hacia la rodilla.

Esta tracción tenderá a producir una flexión plantar del pie.

Cuando existe una ruptura del tendón de Aquiles, si el alcance de la lesión es importante o total, este movimiento no se producirá.

Al igual que el signo del hachazo, esta prueba no confirma que la lesión es real ni que es completa, pero orienta en su diagnóstico.

Impotencia funcional

la falta de movilidad puede ser causada por varios motivos, pero en este caso se debe a la propia rotura del tendón, lo que dificulta que puedas realizar la flexión plantar del pie.

Es probable que haya compensaciones con otros músculos y que puedas realizar ese movimiento en mayor o menor medida.

Te lo explico todo al detalle en el capítulo 2 del libro.

Diagnóstico de rotura del tendón de Aquiles. Pruebas de imagen

Ecografía

La ecografía es la primera prueba de imagen que se realiza y con la cual se puede determinar si el porcentaje de rotura es total o no.

En caso de ser parcial, la ecografía permitirá estimar el porcentaje de rotura del tendón.

Resonancia Magnética

Cuando algunas circunstancias, como el líquido o edema acumulado, no permiten visualizar correctamente la lesión, se recurre a la RMN o resonancia magnética nuclear.

Aquí la calidad superior de la imagen permitirá confirmar el tipo de lesión y , en caso de serlo, el alcance de la ruptura del tendón de Aquiles.

Pero aún así, puede ocurrir que no se consiga visualizar correctamente, por el propio edema o porque el paciente se ha movido durante la prueba, entre otras causas.

Cirugía exploratoria

Entonces se recurre a la cirugía exploratoria para observar de manera directa el alcance de la rotura y su oportuna reparación en caso de serlo.

Resumen

Como has podido leer, el diagnóstico de rotura del tendón de Aquiles puede ser determinado de varias formas, pero tomadas todas como un conjunto de signos indicadores, y excepto por las pruebas de imagen, ninguna puede ser confirmadora de tal lesión.

Te dejo en el siguiente enlace la tercera clase, que te hará comprender las causas de la rotura del tendón de Aquiles. IR A LA CLASE 3.

Referencias bibliográficas

Publicación Hospital Clínico San Carlos, Madrid.

También te puede interesar:

Deja una respuesta