Tratamiento del Vértigo

Éste es tu primer paso para comprender mejor por qué padeces de vértigo posicional paroxístico benigno y qué opciones de tratamiento podrás encontrar.

Si padeces de vértigo, seguramente estarás sintiendo una gran pérdida de control de la situación, que a veces afecta sólo en parte a tus capacidades, pero que en otras situaciones llega incluso a modificar por completo tu vida, al punto de impedirte trabajar, conducir, salir a pasear y en los casos más graves, hasta te incapacita para salir de casa si no es acompañado por otra persona.

Afortunadamente, se puede obtener una buena respuesta a través de la fisioterapia vestibular y el ejercicio terapéutico.

Sigue leyendo para comprender más acerca del vértigo posicional paroxístico benigno.

Vértigo Posicional Paroxístico benigno

A pesar de parecer un término absolutamente trágico, el vértigo posicional paroxístico benigno. o llamado entre los profesionales VPPB, tiene una buena resolución en gran parte de los casos, y acompañado de un correcto tratamiento de fisioterapia vestibular, sus síntomas pueden ser totalmente controlados y corregidos.

Paso a explicarte en qué consiste el vértigo posicional y la rehabilitación vestibular.

Qué es el vértigo posicional paroxístico benigno

Si lo definimos desde los términos que utiliza su nombre, un vértigo es toda aquella sensación de movimiento en rotación, y puede ser tanto del entorno como de uno mismo.

Cuando se habla de posicional, se refiere a que el vértigo vendrá determinado por determinadas posiciones o movimientos.

Paroxístico indica que se detendrán los síntomas por sí solos cuando no se ejecuten los movimientos o posturas que producen el vértigo.

Y benigno, que es bueno, que no es una enfermedad grave ni que tiene una evolución hacia la malignidad. Quizás, este último, se añade para calmar las aguas de una afección que asusta desde su propio nombre.

Qué lo produce

En la zona media del oído existen unas estructuras que conforman el sistema vestibular; entre ellas, están el utrículo, el sáculo y los tres canales semicirculares (anterior, horizontal y posterior).

Dentro del utrículo y del sáculo, existen unas diminutas piedras de carbonato cálcico, cuya función es la de vibrar para enviar información al sistema vestibular, conectado al sistema nervioso que lleva al cerebro la percepción de audición y de movimiento o posicionamiento.

Estas pequeñas piedras, en ocasiones, tienden a desprenderse de esas zonas y a viajar por los canales semicirculares por donde recorre un líquido llamado endolinfa.

Al moverse por estos canales, las piedrecillas provocan la sensación de mareo con rotación. Ésta es la teoría más aceptada mundialmente.

Nos encontramos así, con un vértigo de tipo postural o posicional.

Cuánto puede durar el vértigo

La duración del vértigo es muy variable y dependerá de cuál es el problema que lo causa.

El tiempo de recuperación del vértigo también dependerá de los síntomas a tratar, de la respuesta al tratamiento medicamentoso y a las maniobras de recolocación.

En base a todo ello, y a pesar de que no se puede definir un tiempo estimado, sí es cierto que el vértigo posicional o postural tiende a tener una buena resolución y que tras pocas sesiones puede haber grandes cambios, sino la resolución total del problema.

Existen, además, otras patologías que son más complejas y que pueden tener una evolución más tórpida, así como el síndrome de Ménière, neuritis vestibular o las afecciones de origen central (tronco del encéfalo o cerebelosas).

Cómo se puede Curar.

La fisioterapia especializada en el tratamiento de trastornos de origen vestibular juega un papel fundamental a la hora de tratar este tipo de afecciones.

test de nistagmo y tratamiento

El tratamiento del vértigo posicional vendrá dado por los resultados que se obtengan de la historia clínica que se le realiza al paciente, así como por los resultados de los tests de provocación del nistagmo (movimiento involuntario del globo ocular).

Existen otros tests que valoran el reflejo vestíbulo ocular (RVO), el HIT, el VHIT o las pruebas en el sillón giratorio que ayudarán a identificar la estructura del oído que se encuentra afectada y así poder determinar el tratamiento más eficaz.

La maniobra principal consiste en la recolocación de las piedras u otolitos alojados en los canales semicirculares, así como los ejercicios de Agudeza Visual Dinámica (AVD) en caso de ser necesarios.

En ocasiones, el tratamiento del vértigo puede requerir de otros recursos para estimular una recuperación más firme, tales como ejercicios espinales, control del equilibrio, ejercicios con realidad virtual, etc.

Vas como en un barco?

Quizás no sea un vértigo propiamente dicho sino un vértigo o un mareo de origen cervical. En este caso difiere la estrategia de tratamiento.

Te recomiendo leer el artículo en donde explicamos el mareo de origen cervical y cómo tratarlo. Haz clic en el enlace del título:

Mareo de origen cervical.

Pide Cita:

Si necesitas de un fisioterapeuta para tratar tu vértigo y volver a ser quien eras, simplemente puedes contactarnos por la vía que más desees o solicitar cita mediante la agenda online. Si antes deseas resolver tus dudas, puedes llamarnos cuando lo desees; siempre estaremos a tu disposición.


Te ha gustado el artículo?

Pues ya sabes, a darle a las estrellitas y a compartirlo para que todo el mundo lo sepa: HAZ CLIC AQUÍ. ⭐⭐⭐⭐⭐

No lo digo yo, lo dice la ciencia:

Publicado por Carlos

Padre de dos pequeños seres maravillosos. Enfermero intrahospitalario. Fisioterapeuta especializado en Terapia Manual, enamorado del Método McKenzie, entregando el corazón y las manos en Palma de Mallorca.

2 comentarios

En este último año me a dado vertigo 3 o 4 veces cuando nunca antes había tenido

Hooa Nicolás,
Gracias por comentar.
Habría que ver si es vértigo o mareo y cuál es el origen.
Si estás en Palma de Mallorca lo podemos mirar.
Saludos!

Deja una respuesta