Ruptura parcial del tendón de Aquiles

Rotura parcial del tendón de Aquiles. Clase 10.

¿Se debe operar? ¿Tarda el mismo tiempo en recuperarse? ¿La rehabilitación se hace de otra forma?

Todo esto lo sabrás…

Recuperación de la rotura parcial del tendón de Aquiles

Creer que una rotura parcial puede evolucionar en menor tiempo puede llegar a incurrir en secuelas imprevistas, como ya te he explicado en la clase 9, que habla de este tema.

Hoy nos toca resolver cuestiones relacionadas con las dudas más frecuentes de la rotura parcial del tendón de Aquiles.

Índice de contenidos

Tratamiento de la rotura parcial del tendón de Aquiles.

Recuerdo como si fuera ayer la cantidad de estudios científicos que leí la noche que me rompí el tendón te Aquiles.

Mi mayor preocupación no era la rotura en sí, porque ya sabía lo que se venía, y lo sabía desde el momento en que tuve la lesión.

Lo que me tenía ocupado era poder saber en qué porcentaje de rotura tenía que ponerme como máximo como para decidir operarme.

Casi toda la bibliografía que repasé estaba de acuerdo en que la cirugía tenía algunos beneficios a favor en comparación con el tratamiento conservador, según mi caso.

Pero nadie arrojaba un porcentaje de rotura a partir del cual tomar esa decisión.

Todo depende del contexto de cada persona, y en mi contexto, necesitaba la mejor opción para poder retomar el deporte no competitivo.

Por fin, me puse como límite de tratamiento conservador por debajo del 35 por ciento de rotura.

Para mi mayor tranquilidad, al día siguiente, me diagnosticaron un 80 por ciento de rotura. Aunque suene irónico o ocntradictorio, este porcentaje elevado de rotura me daba firmeza en la decisión a tomar.

Iría directo al quirófano y lo resolvería con sutura.

Sin embargo no siempre es tan sencillo, ya que hay múltiples escenarios.

Antes de continuar, suscríbete y descarga gratis:

Capítulo 8:
“Respuestas Urgentes”

del libro “Rotura del tendón de aquiles. De la lesión a la rehabilitación”:

Tiempo de recuperación de la rotura parcial del tendón Aquiles.

El tiempo de tu recuperación, para llegar a los niveles de lo que consideras tu propia normalidad, será en todo caso, prácticamente similar al de una rotura completa.

Existen casos clínicos tratados con plasma rico en plaquetas, per aún a día de hoy no existe una fuerte evidencia que lo confirme.

Recuerda que los tiempos de reparación del tejido lesionado son los que mandan.

Pero habrá algunas variaciones importantes en la rotura parcial.

La diferencia radicará en los tiempos finales de la rehabilitación, donde probablemente te encontrarás con mayor seguridad y fuerza que un paciente con rotura completa o casi completa.

Entonces, podrás avanzar en algunos ejercicios de moderada intensidad con mayor soltura y firmeza, lo cual te llevará a ganar tiempo en algunos aspectos de tu recuperación.

Rehabilitación para la rotura parcial del tendón.

Como ya te he anticipado antes, la rehabilitación de la rotura parcial del tendón de Aquiles puede ser no muy diferente a la de la rotura completa.

Lo que sí podrás es, una vez pasadas las primeras tres quincenas, es comenzar a activar la musculatura con mayor intensidad.

Así, quizás puedas con el correr de las semanas tolerar mayores cargas de peso y/o aumentar las resistencias de los ejercicios, siempre teniendo en cuenta la regla del no dolor que te explico en el libro.

Por otra parte, el los tramos finales de tu recuperación es probable que ocurran mayores cambios en cuanto a tus capacidades físicas y ese resultado se vea trasladado a la reducción del tiempo total de la rehabilitación, hablando en términos semanales.

Lo que vengo a decirte es que a pesar de que puedas sentirte muy bien, el tejido que se ha ido reparando debe ser respetado y no se pueden adelantar fases sin controlar estrictamente tus síntomas, capacidades, etc.

Bonus descuento para suscriptores.

No olvides suscribirte para recibir el capítulo 8 “Respuestas Urgentes” de mi ebook para pacientes con rotura del tendón de Aquiles.

Una vez suscrito, te llegarán algunos emails con historias personales vividas durante mi lesión, y obviamente información que te servirá para tu recuperación.

Y entre los emails, te llegará el cupón de descuento para la compra del libro.

Sólo para mis fieles suscriptores.

Ahora a recuperarte, pero a recuperarte bien.

Abrazo de fisio.

Referencias bibliográficas:

Review on Diagnostics and Treatment Options

Tratamiento biológico no quirúrgico

Deja una respuesta